Sopita de cebolla

sopita de cebollaMe superencanta que empiece a hacerse notar el otoño. Lo confieso: soy muy pero que requetemuy “de cuchara” y esta sopa me vuelve loca por lo rápido, fácil y lo bien que sienta, sobre todo por la noche.

La cebolla tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud, y es verdad que para aprovecharlas todas, es mejor comerla cruda (como ocurre en casi todos los alimentos de origen vegetal).

Es rica en flavonoides, que es un tipo de fitoquímico, ¿y qué es un fitoquímico? una sustancia que nos ayuda a prevenir enfermedades. 

Volviendo a los flavonoides, estos nos van a ayudar a fortalecer el sistema inmune, reducir posibles inflamaciones ocasionadas por enfermedades,  y aumentar la producción de enzimas detoxificantes. ¡Casi nada! Además contiene fibravitaminas C, grupo B, y E, Calcio, Hierro, Magnesio Zinc… y es muy conocida por su acción diurética, expectorante, bactericida y fungicida. Después de todo esto ¿quién no quiere tener cebollas a mano?

Hay muchas recetas de esta sopa, y en casa la he adaptado a los ingredientes que tenemos de forma habitual.

Ingredientes para 4 personas  

– Aceite de oliva virgen extra

– 500 g cebollas

– 1 ajo

– 500 g de agua (son dos vasos de agua). Si te gusta mucho más líquida, puedes añadir más, aunque el sabor será mucho más suave.

– 1 cucharada de sal o una cucharada de caldo de verduras concentrado ecológico. También lo he probado con 1/2 cucharadita de Miso, y le da un puntito muy rico, aunque si lo usamos, podemos prescindir del vino.

– Un pellizquito de pimienta blanca

– 1 cucharadita de vino de jerez, o un vino blanco “seco”.

Preparación con Thermomix:

Troceamos las cebollas en cuartos y las añadimos al vaso junto con el ajo y 25g de aceite de oliva. Troceamos 3″ Velocidad 4, y programamos 10′, temperatura Varoma, giro inverso y velocidad cuchara.

Otra opción (si tienes tiempo) es cortar la cebolla en juliana junto con el ajo, e ir directamente al sofrito con la máquina 😉

Añadimos el agua, la sal, y la pimienta; programamos 20′ 100º, giro inverso y velocidad cuchara. En el último minuto, agregamos el vino por el bocal. Servimos y a comer!

Preparación sin Thermomix: 

Cortamos cebolla y ajo en juliana, pochamos en la cacerola donde vayamos a cocinar la sopa hasta que la cebolla quede blandita. Añadimos el resto de ingredientes menos el vino, y cocemos a fuego lento hasta que reduzca el liquido y quede a nuestro gusto. Añadimos el vino, removemos y servimos.

¿Hola? ¡Que no estoy a dieta!

Me parece fenomenal ¿tienes a mano unas rebanadas de pan y un trozo de queso curado? Pues rayamos el queso sobre el pan, ponemos la rebanada sobre la cazuela de sopa, y gratinamos unos minutitos en el horno.Pero sinceramente, me parece una locura encender el horno para que se me gratine un poco de queso sobre una rebanada

La opción económica , rápida y mucho más ecológica es tostar el pan, rayar el queso cuando esté caliente y a la cazuelita. Cuando partas el pan con la cuchara, el queso se va a fundir con la sopa 😉

¡Tachaaaaaaan! ¿Os ha gustado?  😍

Puedes seguirme en: Twitter Facebook Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s