Infusión de avena para el baño

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 14.29.40Como ya os he contado en otra ocasión, mi pequeñí­n padece brotes de dermatitis con frecuencia, y bañarle en “infusiones de avena” es un remedio la mar de socorrido por motivos de suficiente peso:

  • Hidrata y suaviza su piel.
  • Disminuye la irritación y la inflamación.
  • Calma muchísimo el picor.
  • Es muy económico.
  • Es ideal para bebés, niños y mayores si no quieres usar cremas convencionales, y exprimir tu cartera mientras pruebas a modo “ensayo-error” cual es la que mejor te puede funcionar ¡porque cada piel es un mundo!

Este remedio lo aprendí en un taller sobre dermatitis atópica en Biocultura, y es increíble el efecto que tiene si no tenemos ninguna intolerancia a sus ingredientes, para lo que siempre recomiendo el asesoramiento de un profesional.

Es tan fácil como llenar la bañera de agua, y añadir esta mezcla antes de bañarnos/l@s.

INGREDIENTES:

– Media taza de avena en copos o grano.
– 1,5 -2 l de agua
– 1 -2 cucharadas (de café) de aceite de coco.

colar la leche de avenaProcedemos de la misma forma que para la preparación de la leche de avena, ¡y acordaos de colarla! De hecho, si queréis aprovechar al máximo los posos que sobraron al filtrar la bebida, los podéis meter en una bolsita o malla de lino, cerrarla, e introducirla en el baño caliente a modo infusión.

Una vez vertemos la mezcla (o la bolsita con la avena que nos sobró) en la bañera, el baño debería durar unos 20 minutos ¡¡SIN USAR JABONES!! para que el efecto antiinflamatorio sea más efectivo ¡Es increíble lo bien que funciona!

¿No tienes bañera? Puedes “fabricar” esta misma mezcla, y cuando esté templada, mojar paños o compresas de algodón 100% sin restos de detergente, y aplicarlos sobre la piel SIN FROTAR, y sin aclarar después.

¡Y todavía tengo más! Tanto si ha habido baño como si no; puedes coger la bolsita donde has metido los restos de haber preparado la infusión de avena, y apretarla/escurrirla para que siga soltando “sustancia”. Saldrá como una pasta espesa que puedes aplicar “a modo crema” sobre las zonas más sensibles antes de ponerle el pijama, y dejar que actúe toda la noche. Solo tendrás que preocuparte de retirar los restos de la piel a la mañana siguiente con una gasa húmeda  ¡y listo!

¡¡Espero que os sea súper útil!!

Y si te gusta mi blog… ¡¡vótame!!

Podéis seguirme también en: Twitter Facebook Instagram

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s