Pesto vegano “a prueba” de peques

SPAGUETTI ESPELTA CON PESTO UMEBOSHI¡¡Megasuperdeliciosisímo!! El otro día os hablaba del Umeboshi ¿recordáis? pues como os comenté, fue gracias a Mireia Anglada el que probara este alimento “la mar” de curioso, y me recomendara cómo estrenarlo.

He titulado el post “a prueba de peques” porque así fue. Es cierto que mi peque Alex (5 años) es bastante agradecido a la hora de comer y se atreve con todo: sea del color que sea. Todo salvo una cosa: las acelgas; que en puré le engañas, pero enteras se muere del asquete ¡¡Un reto más!! Algo con lo que atractivé el plato para Alex (por si acaso) fue con unos poquitos tomates cherry, o tomates bebé, como los llama él 😉

El segundo catador se llama Mauri, tiene 9 años y no es muy fan del verde, así que fue en él en quien centré toda mi atención de señora de laboratorio experimental de niños que prueban comidas. No es amigo de las cosas raras, pero había dos cosas que sí le entusiasmaban, y MUCHO: la pasta, y el queso (aunque no era queso, pero colaba como tal), así que íbamos fifty-fifty. Los ingredientes se los chivé después de que dejara el plato limpísimo, y su cara de alucine no tenía desperdicio ¡MUAAAAJAJAJAJAJAJA!

Ingredientes:
– 100g, o 3 buenos puñados de albahaca fresca eco
– 2 dientes de ajo pequeños, o uno grande sin germen. Ojo: mirad bien la denominación de origen, que últimamente se ve bastante ajo procedente de China.
– 50g de piñones, o si quieres la versión eco-nómica, te sirve un buen puñado de anacardos 😉
– 1 o 2 ud. de umeboshi.
– 250g o un vaso de aceite de oliva virgen extra.
– Levadura nutricional para añadir al final sobre la salsa una vez servida. Es la versión vegana más parecida al queso, y da bastante “el pego”

Preparación:
Si tenéis un robot de cocina potente o un Thermomix: triturad todo (menos el aceite) durante 15 segundos a velocidad progresiva 5-10. Programais velocidad 5 sin tiempo, y añadís el aceite poco a poco por el bocal (para emulsionarlo) hasta conseguir una pasta homogénea.

Servís sobre la pasta; o si lo preferís, podéis mezclar la salsa con la pasta para que quede bien repartida. Añadís unos tomatitos partidos por la mitad, y espolvoreáis levadura nutricional al gusto ¡¡ÑAM!!

La pasta que usamos fue de harina integral de espelta (tiene gluten), deliciosamente rica y digestiva. Si padeces celiaquía, la pasta de trigo sarraceno no tiene gluten, está muy rica, y se cuece en muy poquito tiempo 😉

Y lo dicho, si tenéis una receta de acelgas “a prueba de peques” ¡¡¡hacédmelo saber!!! Y de paso, me la enviáis a infolilimocca@gmail.com

¡Muchos besoabrazos!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s