Pasta de dientes “homemade”

13254891_10155563058072524_4501472032610263410_o

Todavía es mejorable, pero la primera… ¡¡es la primera para siempre!!

Todo sucedió cuando gasté mi último tubo de pasta de dientes, y había olvidado comprar uno de repuesto. Podría haber tirado por la vía fácil y haber “robado” un poquito de la de Alex (es una de caléndula de Weleda), pero hace poquito vi un tutorial de María Talavera, y me pareció una idea fantástica ¡porque tenía todos los ingredientes! ;-D

Tengo que decir que he añadido algún ingrediente más para darle saborcito dulce y que sea más agradable para los peques. Seguir leyendo

Anuncios

Leche de Avena

leche de avena blancaCreo que no soy la única persona que lleva leyendo bastante acerca de las propiedades megamilagrosas de la avena (de las que no dudo, porque “las practico”), ya que además de ser una bebida deliciosa, depurativa  y saciante, es rica en fibra, omega 3, yodo, vitaminas del complejo B, calcio… y muchas, muchísimas cosas más.

Si nunca la has probado, el sabor es ligeramente dulzón, pero sin llegar a serlo tanto como la bebida de arroz. Aún así, nosotros solemos endulzarlo un pelín más para que quede más rica

Lo primero que quiero que te preguntes (si eres consumidor/a de este tipo de bebida vegetal) es :¿cuánto me cuesta un litro en el supermercado? y si la compras orgánica/eco/bío… ¿cuánto pagas? Seguir leyendo

Tortitas “medio light”

ThermomixSi, medio light porque si te comes una o dos, bien;  pero si te pones como el
kiko
, ya dejan de serlo 😀

También depende de cómo las adereces, pero eso ya lo dejo para vuestras conciencias.

Me encantan, me chiflan y me rechiflan las tortitas o pancake americanas. Tanto, que no soy capaz de comerme una, y ya. No, cuando las hago, salen entre 20 y 30, y tengo que llamar a alguien para que meriendecene conmigo porque son adictivas; y mal de muchos…

La receta original va “hasta arriba” de mantequilla, huevos, harina refinada y azúcar que hacen que tengas digestiones -como diría mi amigo JuanRa– de mátame camión. La última vez que las hice así fue hace unos dos años, y acabé tan malísima que dije NUNCA MÁS. Así que por cabezonería tuve que buscar una alternativa porque no podía desengancharme de ese veneno mortal tan de repente. Y funcionó. Seguir leyendo