Cuando Alicia descubrió Beautyland

img_1736Y así digamos que comenzó todo. ¿Nunca os ha pasado que buscáis un producto de belleza adecuado a vuestras necesidades, y no acaba de cubrir vuestras expectativas? ¡¡Pues leed hasta el final, porque tengo sorpresas!!

Algo parecido les pasó a Eva y Aroa, cuando saltaron al encuentro de la Alicia de Lewis Carroll; curiosa, segura e independiente, y descubrieron su propia realidad. Tal y como ellas la querían, y en formato beauty.

Porque cada mujer es única, especial y bella en su originalidad. Sin estereotipos, sin complejos, sin tabúes…

El azar hizo que ambas hermanas tuvieran la piel sensible y reactiva, y debido a los problemas que tenían para encontrar productos adecuados, decidieron crear su propia firma cosmética ¿os suena?

Alice in Beautyland es una firma de alta cosmética natural 100% española, para personas dispuestas a comprometerse consigo mismas, que además quieren respetar el equilibrio y bienestar de su piel. No testan en animales, y muchos de sus ingredientes son de cultivo ecológico. Todos sus productos están testados en pieles sensibles. Seguir leyendo

Anuncios

Ambientador Navideño

ambientador natural niñosDesde que era niña siempre lo ha habido en casa cuando nos metíamos de pleno en la Navidad. De hecho no concibo una sin este peculiar ambientador natural ¡¡porque huele espectacular!!

  • No lleva químicos
  • Es económico
  • Huele delicioso
  • Dura al menos un mes (el tiempo en que se deshidrata la naranja)

Sólo necesitas una naranja (o las que quieras) y un un puñadito de clavo de olor. Si tienes peques en casa y los quieres tener un rato entretenidos, te vas a acordar de mi ;-D

Seguir leyendo

Pasarlo por la piedra

Cocina piedra blancaY así, tal cual. Imaginaos como me quedé cuando, paseando entre tanto stand “véndemelotodoquetelocompro” de la última edición de Biocultura en Madrid, oigo a unas señoras con el pelo cardadísimo de laca que cotorrean:

“Ay, niña, yo lo “he pasado todo por la piedra”. Mi hijo ayer me trajo el invento ese, y no te lo vas a creer, pero he limpiado casi toda la casa con eso ¡y no se gasta! Y porque una ya es mayor para ponerse de rodillas, que si no limpiaba hasta el suelo ¡qué maravilla!”

Así que en un arrebato marujil de los de “agárrate la falda, que me remango”, miro hacia donde señalan con esos dedos llenos de orillos, y me encuentro con un señor mayor al estilo “Cuéntame” limpiando a conciencia y sin mucho esfuerzo muestras de ollas, enseres de bronce y plata, placas de inducción, grifos, cristales y azulejos llenitos de vetetúasaberqué, y dejándolos como una patena. Nada menos.

Seguir leyendo